.
CÓDIGO DE ÉTICA DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS DEL MUNICIPIO DE JALPAN DE SERRA.

Principios éticos de la administración pública municipal:
JUSTICIA
Garantizar que los actos y decisiones estén fundados en la objetividad y en una debida valoración de la situación y actos; asimismo, defender los valores y los derechos humanos de libertad, paz, igualdad, equidad, diálogo, pluralidad y tolerancia como elementos trascendentes de la cultura político-administrativa municipal.
HONESTIDAD
Promover la transparencia y la rendición de cuentas, conduciéndose con verdad. Actuar a favor de que en el trabajo exista la austeridad de bienes y la moderación en su consumo, así como la eficacia y eficiencia en la utilización de los recursos humanos, materiales y financieros del Municipio, bajo el concepto de una administración debidamente programada y planeada. Ello involucra no utilizar el cargo o puesto para obtener algún beneficio ilegítimo. Tampoco buscar o aceptar compensaciones o prestaciones de cualquier persona, contratista o prestador de servicios.
OBJETIVIDAD
Entendiéndose ésta como la correcta actitud de los servidores y/o funcionarios públicos de la administración pública municipal, provenientes de su modo personal e individual de pensar o sentir. Para actuar con objetividad, los destinatarios de este Código deben:
  1. No atender en su quehacer cotidiano, a beneficios o ventajas personales;
  2. Actuar con ánimo equilibrado y serenidad interna, con la finalidad de que su actividad diaria se encuentre desprovista de prejuicios, presiones e ideas infundadas y;
  3. Fundamentar, motivar y justificar, de acuerdo a su función y actividad profesional sus conductas y decisiones bajo el amparo de la ley, el conocimiento, la lógica y la razón.
PROFESIONALISMO
Es el ejercicio responsable y serio de las actividades que corresponden a cada uno de los servidores y/o funcionarios públicos de la administración pública municipal. Para ser profesionales, los destinatarios de este Código deben:
  1. Actualizar permanentemente sus conocimientos;
  2. Extender su formación profesional más allá del ámbito del derecho y desarrollar las competencias adecuadas para el mejoramiento constante de su función.
  3. Cumplir cabalmente con sus responsabilidades laborales;
  4. Impulsar y promover su propia capacitación y la del personal subordinado a su cargo, y;
  5. Asumir con responsabilidad las consecuencias de sus decisiones, aceptando los errores cometidos, corrigiéndolos en lo posible y aprendiendo de los mismos.
TRANSPARENCIA
Consistente en el compromiso de los servidores y/o funcionarios de la administración pública, de garantizar a todas las personas el acceso a la información pública.
RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

Como eje rector y transversal del servicio público, obliga a los servidores y/o funcionarios públicos de la administración pública municipal, a guiar sus conductas bajo estándares de protección a favor de la dignidad de la persona humana.

En consecuencia, el derecho a la equidad de género, la erradicación de la violencia contra las mujeres, el apoyo a personas discapacitadas, el interés superior de los niños, niñas y adolescentes, los derechos de la víctima, la atención a las personas indígenas, la no discriminación y cualquier otro tópico de vulnerables, deberán ser atendidos por los destinatarios de este Código, con la sensibilidad y oportunidad debida, atendiendo en su caso a los protocolos previamente establecidos para su atención.

Para la solución de los conflictos que se presenten como motivo de su actividad profesional o técnica, los destinatarios de este Código deberán privilegiar la “cultura de paz”, entendida como la actitud que rechaza la violencia de cualquier tipo y trata de prevenirla, atendiendo sus causas para resolver los problemas mediante el diálogo y la negociación.

CONFIABILIDAD
Como servidor público los actos serán competentes, seguros y confiables en el cumplimento de sus obligaciones. Esforzándose por atender opiniones y posiciones de los demás y ser respetuosos de los derechos de todos los seres humanos con los que traten, ya sean personal del Municipio, militantes o dirigentes de los partidos políticos, representantes del gobierno o de las organizaciones civiles y, principalmente, con los ciudadanos y ciudadanas, afirmando plenamente su solvencia moral.
INTEGRIDAD
Guiar su conducta con base en los valores de honestidad, rectitud y respeto, aplicándolos en cada uno de sus actos; considerando que son servidores públicos que se deben a la ciudadanía y al Municipio, cumplir con excelencia y oportunamente los compromisos y acuerdos en el trato con las compañeras y compañeros de trabajo y con las personas en general; colaborar con profesionalismo, conciencia y voluntad en las decisiones tomadas por las instancias debidamente facultadas.
AUTONOMÍA
Con su conducta pública y profesional harán valer los principios rectores en todos los actos, decisiones y resoluciones administrativas en las que participen, con base en el hecho de que el Municipio es un organismo público investido de personalidad jurídica y dotado de patrimonio público; es decir, contando con autoridades propias, funciones específicas y libre administración de su hacienda, por lo que, los actos, decisiones y resoluciones serán libres, imparciales y autónomas.
LIBERTAD
Es su convicción como servidores públicos de no estar sujetos a compromisos e intereses particulares que desacrediten el compromiso que tienen para con el Municipio y pongan en duda el profesionalismo e independencia; esto sin menoscabar sus propias creencias, opiniones o preferencias políticas y sociales o de cualquier otra índole.
IGUALDAD
Dar trato amable y digno a toda persona que acuda a solicitar cualquier servicio del gobierno municipal, así como a sus compañeros y compañeras de trabajo, independientemente de su género, raza, posición política, capacidad económica y física, edad, religión, preferencia sexual, origen étnico, nivel jerárquico u otra cualidad humana, evitando la preferencia de algunas personas en detrimento de otras.
EQUIDAD
Ser imparcial en el desempeño de sus funciones y actividades. Para ello, se esforzarán por obtener información fidedigna y objetiva para que sus acciones cotidianas puedan contribuir al logro de los equilibrios institucionales de moderación, ponderación y ecuanimidad.
TOLERANCIA
En su vida laboral deben asumir que el respeto a la diversidad, el pluralismo, el diálogo y las diferencias enriquecen verdaderamente la interacción personal y social que hace posible la solución pacífica de problemas y conflictos derivados de las relaciones humanas, contribuyendo de esa manera al logro de las legítimas aspiraciones personales y sociales de todos y cada uno de los servidores y/o funcionarios públicos.
SUPERACIÓN
Prepararse académica y profesionalmente para incrementar sus habilidades, conocimientos y competencias mediante una educación continua que les permita realizar con éxito sus tareas y actividades en el gobierno municipal; asimismo, cultivar una conciencia ambiental y socialmente responsable para valorar y tutelar una conducta de profundo compromiso con el medio ambiente en su ámbito de trabajo.
RESPETO
Ser siempre cortés y atento con los compañeros y compañeras de trabajo, así como con quienes tratan laboralmente y con toda persona en general, conduciéndose de manera coherente con los principios y valores manifestados en el presente Código de Ética, los cuales orienta sus actitudes, decisiones y acciones.